viernes, 7 de agosto de 2015

El temido primer día del cole

Translation to English

El año pasado a estas alturas estaba yo nerviosita perdida pensando que en un mes mi chiquitín iba a empezar el cole, no fue a la guardería (me lo cuidaban los abuelos, que los tengo a los cuatro jubilados y muy ociosos), así que pensaba en cómo se lo iba a tomar, si iba a hacer caso a la maestra, como iba a reaccionar con los otros niños... y cómo iba a interactuar, porque el año pasado SuperNene no hablaba, nada más allá de papa, mama y agua... pero eso va para otro post... por suerte el control de esfínteres estaba superado...

De vez en cuando le íbamos hablando del cole para que no le pillase de sorpresa, que jugaría con otros niños, que estaría un ratito por la mañana y otro por la tarde como cuando iba a casa de los abuelos, y unas veces se mostraba entusiasmado y otras decía que no quería ir...

Así hasta que llegó el temido día, ese día cuando vas a llevarlo al aula (durante el período de adaptación nos permitían llevarlos y recogerlos del aula) y ves que todos estamos igual, los que han ido a guardería y los que no, cada uno reacciona a su manera, unos entran como flechas al ver los juguetes del aula pasando de sus padres, otros se agarran a las piernas de sus padres y organizan el show del siglo, otros como SuperNene se quedaban con carita de pena mirando desde dentro del aula...

Los maestros nos dijeron que cuanto menos prolongásemos las despedidas mejor... y tenían toda la razón del mundo, lo mejor es ir hablando de cualquier otra cosa hasta la puerta, después besito, media vuelta y dejarlos. Hay días que lo ponen fácil, otros que es difícil (algún maestro me lo ha tenido que arrancar literalmente de encima), pero aunque nosotros estemos pensando todo el día qué estará haciendo a los 10 segundos están jugando tan felices sin acordarse de que no querían ir, (y eso es verídico, porque algún día me quedé sin que me viese y al puñetero lo vi que se iba a jugar con unas ruedas y tan feliz) y cuando poco a poco van adaptándose a la rutina y empiezan a entrar y salir contentos del cole, eso... eso no tiene precio... puede pareceros una tontería pero tienes tal sensación de logro conseguido que te sientes genial.

¿Y vosotr@s?¿Cómo fue vuestra adaptación al cole?


No hay comentarios:

Publicar un comentario