jueves, 20 de agosto de 2015

Rutina, rutina, rutina

Translation to English

Si hace unos años me hablaban de rutinas me parecía mentira que la gente cayese en eso, levantarse todos los días y hacer lo mismo, sin aventuras ni sorpresas, nada... me parecía que la rutina era una forma de atarse absurdamente y tremendamente aburrida, ahora puedo decir que no pienso igual para nada


Y es que, amigos míos, desde hace un tiempo (antes de tener a los peques, que conste) me doy cuenta que el tiempo no me cunde todo lo que yo querría, que paso más tiempo pensando lo que voy a hacer que haciéndolo realmente y todo esto es por llevar una mala rutina, o directamente no llevarla...

Os cuento un poquito, soy una persona que tiende a meterse en muchas cosas a la vez, antes de los peques tenía que arañar horas al día para diseñar webs, traducir o lo que surgiese en mis ratos libres, después llegó SuperNene y eso quedó relegado a un segundo plano, pero entonces descubrí el mundo de la fotografía de Microstock (vamos, lo que viene a ser vender fotografías a precio irrisorio, pero se venden tantas veces que hay gente que se saca un buen pellizco... a mi me da para pipas y algo más XD) y cuando llegó miniSuperNene ya fue una desorganización total y ahora estoy en plena búsqueda de una rutina que me funcione...

Realmente solo puedo organizarme una hora y media antes de ir a trabajar por la mañana y un par de horas por la tarde, el resto no dan mucho de sí, pero en fin, sigo trabajando en ello, por ahora he conseguido introducir un ratito para el Pilates después de preparar la comida a las 7AM, lo que peor llevo es la rutina de limpieza (el día menos pensado se nos comen las pelusas XD) tengo que organizarme para hacer cada día una cosilla y así mantenerlo mejor y no tener que darnos una paliza a limpiar el fin de semana.

¿Y vosotros?¿Cómo os organizais?

lunes, 10 de agosto de 2015

Receta de Miguelitos

Translation to English

Os voy a poner aquí una receta que ya compartí hace unas semanas en el blog de cocina, ya vereis qué bueno, es ideal para preparar algo sencillito para una merendola con niños, ¡¡les encanta!! o para llevarlos a un picnic.

Los Miguelitos son unos pastelillos típicos de la localidad de La Roda (Albacete) elaborados con tan solo hojaldre, crema pastelera y azúcar glasé, ingredientes supersencillos y con poca probabilidad de que a alguien no le gusten.


Miguelitos - repostería


Ingredientes: 

- 1 lámina de hojaldre 
- 1/2 kg de crema pastelera
- azúcar glasé


Elaboración:

Preparamos la crema pastelera (yo esta vez como quería hacer una merienda express utilicé una de las latas de Royal (además de rápido y sencillo, están riquísimo :D) y la dejamos enfriar.

Por otra parte, extendemos la lámina de hojaldre y la cortamos en cuadrados o rectángulos, mientras precalentamos el horno a 200º.

Miguelitos - hojaldre


Los ponemos en la bandeja del horno sobre el mismo papel que envolvía el hojaldre y horneamos durante 10-12 minutos, subirán enseguida y cuando empiecen a dorarse los sacamos.

Los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén fríos tanto los hojaldres como la crema pastelera empezamos a abrir con un cuchillo los rectángulos por la mitad como si fuesen bocadillos y rellenamos con la crema pastelera.

Miguelitos - rellenando el hojaldre


Y ya solo nos quedará espolvorearlos con azúcar glasé y servir (o guardarlos si es que os podeis resistir XD)

Miguelitos terminados

viernes, 7 de agosto de 2015

El temido primer día del cole

Translation to English

El año pasado a estas alturas estaba yo nerviosita perdida pensando que en un mes mi chiquitín iba a empezar el cole, no fue a la guardería (me lo cuidaban los abuelos, que los tengo a los cuatro jubilados y muy ociosos), así que pensaba en cómo se lo iba a tomar, si iba a hacer caso a la maestra, como iba a reaccionar con los otros niños... y cómo iba a interactuar, porque el año pasado SuperNene no hablaba, nada más allá de papa, mama y agua... pero eso va para otro post... por suerte el control de esfínteres estaba superado...

De vez en cuando le íbamos hablando del cole para que no le pillase de sorpresa, que jugaría con otros niños, que estaría un ratito por la mañana y otro por la tarde como cuando iba a casa de los abuelos, y unas veces se mostraba entusiasmado y otras decía que no quería ir...

Así hasta que llegó el temido día, ese día cuando vas a llevarlo al aula (durante el período de adaptación nos permitían llevarlos y recogerlos del aula) y ves que todos estamos igual, los que han ido a guardería y los que no, cada uno reacciona a su manera, unos entran como flechas al ver los juguetes del aula pasando de sus padres, otros se agarran a las piernas de sus padres y organizan el show del siglo, otros como SuperNene se quedaban con carita de pena mirando desde dentro del aula...

Los maestros nos dijeron que cuanto menos prolongásemos las despedidas mejor... y tenían toda la razón del mundo, lo mejor es ir hablando de cualquier otra cosa hasta la puerta, después besito, media vuelta y dejarlos. Hay días que lo ponen fácil, otros que es difícil (algún maestro me lo ha tenido que arrancar literalmente de encima), pero aunque nosotros estemos pensando todo el día qué estará haciendo a los 10 segundos están jugando tan felices sin acordarse de que no querían ir, (y eso es verídico, porque algún día me quedé sin que me viese y al puñetero lo vi que se iba a jugar con unas ruedas y tan feliz) y cuando poco a poco van adaptándose a la rutina y empiezan a entrar y salir contentos del cole, eso... eso no tiene precio... puede pareceros una tontería pero tienes tal sensación de logro conseguido que te sientes genial.

¿Y vosotr@s?¿Cómo fue vuestra adaptación al cole?