sábado, 28 de noviembre de 2015

Ya tenemos nuestra nueva tradición navideña: Elf on the Shelf

Los que me conoceis en persona ya sabeis lo que me gusta adoptar tradiciones y esta me ha parecido genial, así que a partir de ahora va a formar parte de las tradiciones de mi familia.



Os presento a mi elfo recién llegado del Polo Norte (a.k.a. Amazon), tras mirarlo en varios sitios y con precios oscilando entre los 25 y los 50€ me decidí por este: The Elf on the Shelf - a Christmas Tradition

(Sí, es un link afiliado, pero os aseguro que fue este el que compré)
Viene en su caja con un libro que cuenta la historia del elfo (eso sí, en inglés).


Bueno vamos a lo importante ¿En qué consiste la nueva tradición?

El elfo llega al comienzo de cada adviento (1 Diciembre) para vigilar a los peques de la casa y poder hacer su informe para Papá Noel.

Si es el primer año del elfo, habrá que ponerle nombre, aquí encontrareis un listado con ideas de nombres que podreis descargar e imprimir.

Los niños no pueden tocar al elfo o él (o ella) perderán su magia.

El elfo, si hay alguien cerca, no se moverá y parecerá un muñeco, pero cuando nadie lo mira puede moverse, cambiar de posición o incluso hacer trastadas, solo hay que echar un vistazo a Google Imágenes para ver lo bien que se lo pasa XD



Cada noche el elfo viaja hasta el Polo Norte para presentar su informe a Papá Noel

Los niños cada día irán a buscarlo y comprobar desde dónde les va a vigilar ese día o incluso intentar pillarlo in fraganti intentando hacer alguna de las suyas.

Al final de su estancia (24 Diciembre) el elfo puede dejarles un informe oficial diciendo si van a estar en la lista de niños buenos o malos, aquí os dejo un par de ideas de cómo podrían diseñarse los formatos: (Estas son de kristaconway.com, eso sí, son de pago)




Vamos esto es todo lo que nos queramos complicar o lo simpático que los queramos hacer :)

¿Qué os parece? ¿Estais pensando en adoptar alguna nueva tradición en vuestra familia? ¿Teneis alguna tradición especial en Navidad?

martes, 17 de noviembre de 2015

Diez consejos para ahorrar en la lista de la compra

Translation to English

Hace unas semanas se me ocurrió comprobar cuánto gastamos al mes en el supermercado (gasto en comida, productos de limpieza e higiene) y cual fue mi sorpresa al ver que en algún mes los gastos casi alcanzan los 500€ ¡500€! menuda pasada, así que me he hecho una hoja de cálculo para comprobar el gasto y he empezado a recopilar consejos para mantener a raya la lista de la compra.

Esta es mi gráfica en lo que llevamos de año, mi propósito a partir de ahora es no superar los 300€ mensuales (durante las Navidades habrá un período de excepción, está claro...).

grafico gastos compra

Así que voy con algunos de los consejos que me voy a auto-aplicar a la hora de hacer la compra.

consejos ahorro compra


1. Hacer una sola compra semanal

Esto es una de las cosas que peor se llevaban con mi presupuesto, tenía tendencia a ir a un supermercado que tenía mejores precios pero muy poca variedad, poco producto fresco, etc. y eso me obligaba a tener que hacer viajes extra a otros supermercados para terminar de hacer la compra con el consiguiente peligro de 'picar' con extras. A partir de ahora voy a ir solo a dos supermercados de mi zona que aunque no tengan tantas ofertas si que me permiten hacer toda la compra de una sola vez.


2. Planificar el menú semanal a la vez que la lista de la compra

Los domingos por la tarde, toca planear el menú de la siguiente semana, así que cojo mi menú y mi lista de la compra, abro la nevera y voy planificando con lo que tengo (prioridad a lo que ya tengo, que si  no, se me pocha) y si necesito ingredientes para hacer algo lo apunto en la lista de la compra. 


3. Coger siempre la lista de la compra para ir a la tienda

Se cae de cajón, pero más de una vez me la he dejado en casa y dando un paseo por la tienda a ver si me llegaba la inspiración, lo que me han llegado han sido chucherías varias al carro.


4. Mirar siempre la fecha de caducidad de los productos

Ya me ha pasado varias veces darme cuenta al llegar a casa que una de mis nuevas compras caducaba en 2 o 3 días (y no estaba de oferta, humm!)


5. Mirar los precios por kilo 

Parece que psicológicamente estamos preparados para relacionar paquetón grande = ahorro, pues no, en muchos casos sale igual y lo único que ganamos son más probabilidades de que se nos estropee.


6. Cuidado con las ofertas


Plantearos mucho si realmente hay tanto ahorro comprando el producto que está de oferta que si compraseis el que realmente ibais a comprar (y más ahora, que últimamente las ofertas te implican comprar mayor número de productos). No obstante si hay un producto no perecedero que está justo en vuestra lista o lo soleis utilizar ¡aprovechad!


7. La comodidad se paga cara

Esta la he descubierto hoy, preparando las acelgas, hace un tiempo que las compraba limpias y troceadas, listas para poner en la olla, resulta que cuando fui a comprar la semana pasada no había de esas y tuve que comprar una mata grandiosa al precio de una bolsa, hoy me he puesto a prepararlas y cuál ha sido mi sorpresa al darme cuenta que la bolsa contiene menos de 2 o 3 hojas de acelga realmente, he troceado 3 hojas (si que eran grandotas) y me ha salido bastante más cantidad de comida de la habitual.


8. Si se puede comprar con la cesta mejor que con el carro

Es una cuestión de comodidad, sin más, si llevamos el carro somos más propensos a llenarlo más alegremente, yo solo lo cojo cuando se que la compra va a ser pesada.


9. Buscar productos de temporada

Esta es lógica, siempre son más baratos (y frescos) los productos de temporada que los que hay que importar.


10. Evitar envasados y precocinados

Si sois un poco mañosos en la cocina, es preferible pasar un rato del fin de semana cocinando para congelar que comprar esos productos que además de caros no son nada saludables.


En fin, pues esta es mi lista de consejos ¿teneis alguno más que compartir con la humanidad?

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Consejos para ser más productivo

Translation to English.

Aquí os comparto algunos de los consejos que mejor me funcionan para aumentar mi productividad y conseguir terminar todas las tareas que tengo entre manos. ¿Se os ocurre alguno más? Acepto sugerencias :)


Consejos productividad



1. Haz una lista con todas las tareas que has de cumplir.
Y tenla a mano, según vayan surgiendo tareas nuevas, ve apuntándolas en la lista, así conseguiremos dos cosas, no dejar a medias lo que estamos haciendo y no olvidarnos después de lo que teníamos que hacer.
Aquí os dejo un modelo de listado 'To Do', también podeis buscar una app para el móvil, aunque para mí es un gustazo ir marcando las tareas como finalizadas.


2. Planea tu día la noche anterior.
Solo necesitamos unos 10 minutos, cogemos la lista de tareas pendientes y elegimos tres (vamos a empezar poquito a poquito) lo ideal sería elegir la más complicada la primera y así evitar la tentación de procrastinarla eternamente.
Aquí os dejo mi planificador diario para poner las 3 tareas más importantes, otras por si nos sobra el tiempo, un espacio para apuntar llamadas y emails pendientes y compras urgentes, ah y, por supuesto, no olvideis hidrataros.


3. Madruga

¿Sabeis aquello de 'A quien madruga Dios le ayuda'? Pues teologías a parte, en general casi todos los seres humanos son más productivos por la mañana recién descansados, hay que aprovechar esas primeras horas. Yo lo que hago es levantarme entre 1 hora y 1 hora y media antes que el resto de la familia y ese ratito en silencio me cunde muchísimo.


4. Deja los emails y las noticias para después

Si nos levantamos con energía y despejados, en vez de enfrascarnos leyendo emails o viendo las noticias, debemos aprovechar el momento para avanzar con los trabajos que nos reporten un mayor esfuerzo, y dejar los emails y las noticias para más tarde (ni que decir de las redes sociales).


5. Tómate pequeños descansos frecuentemente.

Cuando estés más agobiado y creas que no tienes tiempo para descansar, entonces es el momento que más necesitas descansar. Así tu mente se despejará, se liberará de estrés y te permitirá centrarte mejor. La idea es tomar estos minutos de descanso para estirarte, respirar, relajarte, hidratarte o simplemente no pensar en nada. Podemos utilizar técnicas de horarios que nos obliguen a tomar descansos, una de las más usadas es la Pomodoro que consiste en dividirnos la jornada en bloques de media hora, trabajando durante 25 minutos sin distracciones y descansando 5 minutos antes de iniciar el siguiente bloque.


6. Ordena tus cosas

Mantener ordenadas nuestras cosas, ya sean herramientas, documentos, apuntes, etc., nos ayuda a tenerlas listas para cuando las necesitemos, y así no perdemos tiempo en buscarlas.


7. Designa tiempos específicos durante el día para tareas repetitivas.

Si realizas tareas repetitivas a lo largo del día es mejor designarles un horario para que no te distraigan. Por ejemplo, podemos asignar horas específicas para revisar el email, los mensajes del móvil o las redes sociales.


8. No a la multitarea
 
Ok, hay gente que es capaz de llevar varias cosas a la vez muy dignamente, pero no nos engañemos, la mayoría de nosotros terminamos dejando muchas de esas tareas a medias y en el mejor de los casos, aunque no se nos olvide continuar, el tiempo perdido para reenganchar el rítmo no compensa. Centrarnos en una sola actividad nos asegura terminar en menos tiempo y con mejores resultados.